Los Autobuses de Barcelona (TMB) son también una muy buena opción para turistas que están de visita en Barcelona.

Los Autobuses de Barcelona tienen sus ventajas y sus desventajas comparándolos con otros transportes urbanos como viene a ser el Metro de Barcelona.

La principal ventaja del autobús respecto al Metro, es que, mientras te desplazas de un sitio a otro, puedes contemplar la ciudad y ver sitios que de otra forma, no verías. Hay muchos sitios en Barcelona que sin ser atracciones turísticas importantes, merece la pena verlos, pero no siempre se requiere del tiempo ni del conocimiento de estos. Con el autobús, puedes conocer más sobre la ciudad que si sólo visitas los sitios turísticos, ves la gente en su día a día, ves sus edificaciones sin un carácter tan histórico o emblemático… en resumen, conoces la ciudad, no sólo sus puntos turísticos.

En cambio, por otro lado, el autobús también tiene una desventaja muy importante para turistas, principalmente para extranjeros que no hablan castellano. Este problema no es otro que, en autobús, si no te conoces la ciudad, puede ser bastante complicado moverte por ella. En el Metro tienes paradas en las que puedes ver el nombre y saber donde bajarte, en el autobús, si no conoces el área a la que vas, te puedes pasar tu parada fácilmente. Por su puesto, esto se complica cuando tienes que cambiar de un autobús a otro.

Los Autobuses de Barcelona (TMB), funcionan con el mismo billete que el Metro (hablando siempre de la T-10) y como explicamos en el apartado del Metro de Barcelona, se puede usar indistintamente para Autobús (TMB), Metro, FGC y Rodalias Renfe (recuerda que la T-10 es sólo valida en la zona-1).

Autobús de Barcelona