El Parque Güell, diseñado por Antonio Gaudí, fue inaugurado en 1922. Es un parque urbano con figuras arquitectónicas situado en Barcelona muy cerca de la montaña del Tibidabo (parque de Coiserola). Los turistas que se acerquen a visitar este parque, a parte de gozar de una obra de Gaudí en plena naturaleza, disfrutarán de unas impresionantes vistas de Barcelona des de la parte mas alta del parque.

El Parque Güell, con sus más de 17 hectáreas, fue declarado en 1984 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En el proyecto inicial, al arquitecto Antonio Gaudí, quería construir una capilla en la parte más alta del parque, pero con el paso del tiempo, la idea de la capilla fue sustituida por el Monumento al Calvario que podemos contemplar en la actualidad.

La parte principal del parque es una plaza rodeada por un banco en forma de serpiente de unos 115 metros de largo y cubierto del característico mosaico de Gaudí formado por pequeñas piezas de cerámica.

El Parque Güell está repleto de monumentos en formas, digamos, poco clásicas, y en su mayoría cubiertos por mosaicos de colores de cerámica.

En el parque, también encontramos la Casa Museo Gaudí, donde vivió Antonio Gaudí desde 1906 hasta 1925. Hoy en la que fue su residencia, nos encontramos con un museo donde podemos observar multitud de sus obras.

El Parque Güell debe su nombre a un rico empresario de la época, Eusebio Güell, el Conde Güell, el cual encargo a Antonio Gaudí la construcción del parque.

Para terminar, alguna información de interés:

El parque se encuentra en la C/ Olot nº 3 y la parada de metro más cercana es Lesseps, Linea 3. También podemos acceder con el Bus Turistic, en su línea roja.

El Parque Güell abre todo el año a las 10 de la mañana y cierra a las 18h, 19h o 20h dependiendo de la época del año.

El Parque Güell de Barcelona. Fotos: