Sin duda, uno de los factores clave del éxito turístico de la ciudad de Barcelona es su clima, ya que el estar situada en la costa Norte Mediterránea, la convierte en una ciudad de clima templado tanto en invierno como en verano.

En invierno, las temperaturas en Barcelona no suelen bajar de cero grados centígrados y las nevadas son muy poco habituales. Los meses de más frio suelen ser Diciembre y Enero.

El verano, tampoco es un verano duro con altísimas temperaturas, pero no nos dejemos engañar, ya que a pesar de no superar como rasgo general temperaturas de 35 grados centígrados, el alto nivel de humedad, nos da temperaturas de sensación térmica bastante superiores. Está humedad, nos hace también sudar más de lo correspondiente a la temperatura real.

El Otoño en Barcelona es una época poco previsible pero con temperaturas moderadas por lo general, entre 15 y 25 grados centígrados.

La Primavera es sin duda la mejor época para visitar Barcelona. Las temperaturas te permiten pasear por la ciudad sin esos sudores de los meses de Julio y Agosto y pese a que es la estación con mayor probabilidad de lluvias, Barcelona no es una ciudad donde suela llover, así que el riesgo no es considerable.

Para los visitantes playeros, la mejor época para visitar la ciudad es en primavera o verano. Septiembre es el mes del año donde la temperatura del agua asciende hasta sus máximos anuales, pero si se puede evitar este mes, mejor, ya que en Barcelona como en el resto de la Costa Mediterránea, este mes es un mes de tormentas.

Barcelona, como toda gran ciudad, el mes de Agosto se vacía de Barceloneses, así que para los que no les importe el fuerte calor del mes de Agosto, saber que en este mes se evitan muchas aglomeraciones típicas de las grandes capitales.

El Tiempo en Barcelona. Fotos: